CĂłmo aspirar con un secador

¿Eres de los que, en lugar de comprar determinadas cosas, prefieren fabricarlas con sus propias manos? ¿Eres un entusiasta del reciclaje y de las manualidades? ¿Siempre tratas de darle una segunda vida útil a aquellos aparatos y electrodomésticos que ya no utilizas? En ese caso, tenemos buenas noticias para ti, porque, en este artículo, te vamos a enseñar cómo hacer una aspiradora de mano con un secador.

Sí, sí, has leído bien: ¡se puede aspirar con un secador de pelo tradicional! Solo hay que hacerle unos pocos «apaños», y podrás convertir ese viejo secador que está ocupando sitio en tu trastero en una más que práctica y funcional aspiradora de mano. ¿Interesado en saber cómo se hace? ¡Pues sigue con nosotros:

OFERTA: Esto te será de gran utilidad si usas a menudo un robot Conga o similar.

CĂłmo hacer una aspiradora de mano con un secador de pelo

Hacer una aspiradora casera con un secador viejo es de las manualidades más sencillas que puedes encontrar, y un truco más que ingenioso para disponer de una aspiradora de mano muy útil con la que poder recoger las migas de la mesa, aspirar el polvo de muebles o quitar el pelo de mascota de tus sillones. A continuación, te contamos qué se necesita, y cómo se hace:

¿Qué materiales se necesitan para hacer una aspiradora con un secador?

  • Un secador de pelo que ya no utilicemos.
  • Cinta adhesiva.
  • Una botella de plástico.
  • Un cutter o unas tijeras.
  • Un calcetĂ­n de tipo ejecutivo o una media.

CĂłmo fabricar una aspiradora con un secador, paso a paso:

  1. El primer paso es colocar el calcetĂ­n de ejecutivo o la media en la parte posterior del secador de pelo. Con ello, conseguiremos que la suciedad que aspiremos no sea devuelta de nuevo al aire.
  2. Con la ayuda del cutter o de unas tijeras, cortamos la botella de plástico, de tal forma que nos quedemos únicamente con el cuello y la boca de la botella.
  3. Colocamos dicha parte de la botella en la parte trasera del secador, por encima del calcetĂ­n o media. Podemos asegurarla con un poco de cinta adhesiva. Hay que asegurarse de que quede bien fija a la hora de adaptarse al contorno del secador, para evitar que la suciedad salga por los huecos.
  4. Una vez colocada la boca de la botella, esta hará las veces de boquilla por donde succionaremos la suciedad.
  5. Ya solo tienes que poner en marcha el secador y, sujetándolo al revés (es decir, apuntando con la parte trasera del secador, donde está el calcetín y la botella), aspirar aquello que necesites.

Como acabas de ver, el proceso de montaje es realmente fácil. Ahora ya tienes tu flamante aspiradora de mano reciclada, con la que podrás aspirar lo que quieras, incluso en los rincones de difícil acceso a los que no llegas con tu aspiradora doméstica tradicional.

Deja una respuesta